Elena Jiménez: “Hay que seguir luchando para que esa franja de diferencia de género no exista”

Elena Jiménez Sánchez se formó para ser Técnico Superior de PRL y Coordinadora de Seguridad y Salud en Obra. Además, actualmente es docente de Formación Profesional en la Fundación Laboral de la Construcción y se toma muy en serio las clases, no quiere que sean sesiones aburridas y teóricas, sino que todas/os las alumnas y los alumnos aprendan lo necesario para desempeñar su trabajo de la mejor manera posible.

Lleva trabajando en la construcción dos años y medio, y para ella, cada día es una oportunidad para aprender algo nuevo.

P. ¿Por qué elegiste hacerte Técnico Superior de PRL y Coordinadora de Seguridad y Salud en Obra? ¿Tenías algún familiar o conocido que se dedicara al mundo de la construcción?

R. Elegí mi profesión ya que siempre me ha llamado la atención la seguridad de las personas que trabajan en el mundo de la construcción. Mi padre, como soldador de maquinaria pesada de obra, es quien me fue informando de todas sus medidas de seguridad, y de ahí me animé para estudiar Técnico en PRL y seguir formándome como Coordinadora de Seguridad y Salud y también como docente de Formación Profesional para el Empleo.

P. Antes de trabajar en el sector, ¿tenías ideas preconcebidas o falsos mitos sobre el sector? ¿Puedes compartirlas? 

R. Sí, antes de entrar en el sector sabía que era un mundo en el que el género masculino era más propenso a trabajar.

P. ¿Cambiaste de opinión tras empezar a formarte/trabajar? 

R. Personalmente, cada día en la obra, me sentía más a gusto conmigo misma por hacer lo que me gusta, y al final, nos movemos diariamente en un mundo de hombres y mujeres por igual. En la vida social cada uno se relaciona tanto con hombres como con mujeres y en el mundo laboral debe ser igual.
Hay que seguir luchando para que esa franja de diferencia de género no exista, debemos vernos todos como personas sin importar el género, ya sea masculino o femenino. Llevo casi tres años en el sector de la construcción y por suerte cada vez hay más mujeres que se lanzan a formar parte de él.

P. ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en este sector? 

R. Lo que más me gusta de mi trabajo es que cada día al finalizar la jornada piensas que ya has aprendido casi todo, pero no es así, en el mundo de la construcción estás continuamente aprendiendo cosas a diario y es un sector que, en cuanto a formación, es muy extenso. Todos los días son diferentes en el trabajo y todos los días son satisfactorios cuando ves los resultados de conseguir lo que te propones.

P. ¿Te sientes integrada en este mundo, tradicionalmente masculino? 

R. Sí, yo personalmente no me he sentido rechazada en la obra por ser mujer, tengo muy buena comunicación con trabajadores y superiores, y esto pienso que es lo más importante en cualquier ámbito laboral, también en la construcción.

P. Cuéntanos cómo fue tu primer día de trabajo. ¿Cómo te recibieron tus compañeros? 

R. Mi primer día estaba con un poco de nervios, pero muy bien, súper integrada porque me ayudaron muchísimo enseñándome la obra, explicándome cuáles eran las tareas que desarrollaban, me sentí muy muy ayudada. La verdad, creo que lo más importante es que tratando a las personas como personas, sin importar el género, todos funcionamos bien en obra.

P. ¿Cuáles crees que son los principales retos que afrontan las mujeres en el sector para crecer profesionalmente?

R. El principal reto que tiene que superar es que luche por lo que le guste: si le gustaría ser peón de albañilería, que se forme y se lance a por ello; si le gustaría ser conductora de maquinaria pesada, lo mismo. Que no existan nunca barreras en el ámbito laboral por ser mujer.

P. ¿Piensas que es posible conseguir la igualdad en el sector de la construcción? ¿Qué crees que se podría hacer para conseguirlo?

R. Sí, pienso que se puede conseguir la igualdad en el sector de la construcción, puesto que cada vez hay más mujeres que se lanzan a él y demuestran lo que son capaces de hacer con sus capacidades. Hay que animar a todas mujeres a las que les guste la construcción a que se lancen a por ello, porque no hay más barrera que la que, una vez que estamos aquí dentro, destruimos todas nosotras, y estas campañas y vídeos que lanza la Fundación vienen muy bien para que vea que hay casos reales como yo.

«Una vez que estamos aquí, no hay barreras que no podamos destruir cada una de nosotras»

CONOCE MÁS HISTORIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú